FICHA

Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mejicana, sancionado en Apatzingán el 22 de octubre de 1814

El Supremo Congreso Constituyente se reunió en el palacio del Supremo Gobierno Mexicano en Apatzingán, en la sesión legislativa del 22 de octubre de 1814, para fijar la forma de gobierno que debía regir y emitió el Decreto Constitucional para la libertad de la América Mexicana, que contiene todos los principios característicos del sistema liberal, así como un notable equilibrio entre la libertad del ciudadano y el supremo poder de la sociedad. Estableció la profesión exclusiva de la religión católica, apostólica y romana; la naturaleza de la soberanía; los derechos del pueblo; la dignidad del hombre: la igualdad, seguridad, propiedad; libertad y obligaciones de los ciudadanos; los límites de las autoridades; la responsabilidad de los funcionarios; el carácter de las leyes. Señaló que la América Mexicana estaría comprendida por 17 provincias que no podrían separarse una de las otras en su gobierno ni menos enajenarse todo o en parte. La Constitución de Apatzingán define la composición de los tres poderes: Supremo Congreso Mexicano, como representante de la soberanía a través de los diputados electos; el Supremo Gobierno, integrado por un secretario de Guerra, un secretario de Hacienda y un secretario de Gobierno; y el Supremo Tribunal de Justicia, integrado por cinco individuos.

Actas de Independencia y Constituciones de México, exp. 11.