FÁBULAS

La hoja seca

Levada por el viento
Una hoja primorosa,
A la que el rubio otoño
Con matices adorna;
Llegó a fijar la vista
De un amante de flora,
Y al tomarla en la mano
Sus contrastes le asombraban:
- Tu fondo es de esmeralda,
el rubí te festona,
y el oro reluciente
tus celdillas colora;
¿Cómo es que por el suelo
Te arrastras vergonzosa?
- Ya lo dijiste, sabio,
contestóle la hoja,
se admira lo elevado
lo caído se sopla;
en jarro de alabastro
ponme, y la gente boba
me hará tantos honores,
Como a ninguna rosa.